Noches de Gloria Dallas Texas

¡La primera noche de milagros en Texas fue sobrenatural!

La cruzada de milagros en el American Airlines Center de Dallas, Texas inició con las palabras del Alcalde de la ciudad quien agradeció a la comunidad latina -una de las más numerosas del Estado-, y a quienes logran el desarrollo de sus distritos a través de la fe.

Luego de la intervención del Alcalde, inició la alabanza y adoración a Dios a cargo de Marco Barrientos, Julio Melgar y Marcela Gándara.

En un ambiente de adoración y honra al Señor, El Pastor Cash Luna enseñó sobre el poder de la fe, su esencia y la importancia de vivir la convicción de la sanidad para recibir un milagro.

La noche terminó con el llamado para que las personas le entregaran su corazón a Jesús y lo aceptaran como Señor y Salvador. Cientos de asistentes tomaron la decisión de comenzar una nueva vida a Su lado.

¡Milagros sorprendentes!

Ana, de 40 años de edad, fue sana de migraña. Recibía tratamiento con aparatos especiales adheridos a su cuerpo que ella podía controlar según la intensidad de su dolor. En muchas ocasiones debía manipular los aparatos al máximo de su capacidad porque el dolor era insoportable, pero a partir de estas Noches de Gloria en Dallas, Texas, no los necesitará más.

Rosell fue sana de parálisis. Mientras adoraba al Señor, ella sintió cómo desaparecieron por completo los dolores de su cadera.

Joel fue sano de la afección en la cadera que lo tuvo paralizado durante 6 semanas.

María del Carmen ya no necesita oxígeno y lo demostró corriendo por el estadio. Hace tiempo logró vencer el cáncer de pulmón, pero 2 meses atrás, recayó con una pulmonía que no le permitía alejarse del oxígeno por más de 30 segundos. ¡Durante la cruzada, Dios le regaló pulmones nuevos!

Oscar fue sano del nervio ciático y a partir de esta noche de milagros ya no necesitará las altas dosis de morfina a las que recurría para calmar los constantes dolores que lo agobiaban. Experimentó la sanidad mientras el pastor Cash Luna compartía la Palabra.

El pequeño Abraham, de 2 años de edad, no podía caminar por la rigidez que sufría en los tendones de los pies. Fue sano durante la primera Noche de Gloria en Dallas, Texas.

Oscar, de 8 años, tenía el pie torcido. Su malformación le impedía correr, pero Dios ha formado de nuevo su pie para que juegue como todo niño desea hacerlo.

Yahaira dependió de los medicamentos contra el dolor de espalda durante 2 largos años de padecimiento, pero ahora esa dependencia es historia porque el Señor la sanó.

Karla fue sana del ojo izquierdo que no tenía venas, por lo que era imposible que circulara sangre por el área afectada. Debido a esta extraña condición médica, no veía más que luces y formas difusas. Mientras adoraba al Señor sintió “como fuego” en el ojo y fue sana. El pastor Cash Luna y los asistentes se conmovieron con este creativo e impactante milagro.

Ashley, niña de 10 años, recuperó la vista del ojo derecho durante la primera Noche de Gloria en Dallas, Texas.

Samanta fue sana de diabetes. Con el aparato medidor en mano, demostró que su nivel de azúcar en sangre se estabilizó a 87, a pesar que era imposible que bajara de 307. El Señor la tocó durante estas Noches de Gloria en Dallas, Texas.

Adán a sus 12 meses de vida no podía sostenerse en pie luego de someterse a una operación para corregir su espina bífida. El pronóstico para su vida era la parálisis y dependencia de aparatos para caminar. Recibió el milagro de sanidad cuando su madre oraba por él durante las Noches de Gloria en Dallas, Texas.

Isaías nació prematuramente a las 24 semanas de gestación y una de las consecuencias que sufrió fue el estrabismo (ojos torcidos), pero ahora sus ojos están perfectamente alineados y puede ver con normalidad.

Isabel no tenía tiroides y ahora ¡ya la tiene! Dios se la dio mientras oraba en Noches de Gloria en Dallas, Texas.

Cada uno de estos impresionantes milagros es evidencia del anhelo que el Señor tiene por amarnos y darnos lo mejor, cuando demostramos que hay fe en nuestro corazón.

 

Participa