Supera tus límites

La conferencia Supera tus Límites organizada en Trujillo Perú tuvo una asistencia de más de dos mil personas


El evento inició con alabanza y adoración. Luego, los representantes del Congreso de la República de Perú  entregaron la medalla de Honor al Mérito al Pastor Cash Luna por su dedicación y esfuerzo en la difusión del Evangelio en ese país. Además, la Alcaldía de Trujillo lo honró con el diploma al visitante distinguido de la ciudad. Después de los actos protocolarios a cargo de las autoridades peruanas, el pastor Cash Luna compartió la Palabra de Dios, impactando la vida de los asistentes por medio del poder del Espíritu Santo. El mensaje se resume en estos términos:

El conocimiento
La Biblia dice que nosotros padecemos de falta de conocimiento. Hay unción, pero es necesario buscar conocimiento. Ahora vemos diferentes tipos de manifestaciones de fe y unción, aunque hace falta que renovemos nuestra mente. Por ejemplo, algunas personas hablan en lenguas, sin embargo, no saben hablarle o corregir a sus hijos. Un avivamiento implica renovar completamente nuestra vida.

El pastor de una iglesia no quiere predicar de prosperidad en su congregación, pero le duele cuando una de sus ovejas es afectada por falta de dinero. ¡Las personas salen a trabajar hasta doce horas diarias! Eso es ser persistentes y hacer buen uso de la fe todos los días para llevar alimento a sus familias. Tal vez ahora no debemos afrontar el reto de cruzar el Mar Rojo, pero sí hay desafíos que superar. Hay que cambiar, debes invertir en conocimiento para cambiar.

Dios tiene dos formas de bendecir, a través de regalos y de recompensas. Por ejemplo, la vida es un regalo, pero tener una buena vida es una recompensa. Dios bendice y recompensa a quienes hacen lo correcto,  prácticamente serás perseguido por lo bueno porque eres un bendecido de Dios.
Juan 2:1-11 nos habla del milagro en las bodas de Caná. Todo tiene su tiempo y hay señales que indican qué tiempo estamos pasando. Este milagro es calificado como una señal porque dio inicio a la obra de Jesús.

El vino es un bien superfluo porque podemos vivir sin beberlo. Por el contrario, el agua es un bien necesario.  Sin embargo, Jesús convirtió el agua en vino porque era lo que hacía falta.  Además, hizo el mejor vino, simplemente porque no sabe hacer mal las cosas. Con esta señal, Jesús les dio a entender que nació para hacer las cosas bien hechas.
Nosotros queremos milagros, señales y prodigios, pero no tenemos excelencia en nuestro ministerio. Lo que hagas tiene que ser excelente, no se acepta menos que eso. La Iglesia debe ser una señal de excelencia para las empresas.

Otro tema del que nos habla la Palabra en este pasaje es de la generosidad de Dios. Debemos reparar en la cantidad de vino que Jesús ofreció. Había un aproximado de 100 litros en cada tinaja, sin ser exagerados, podemos calcular que si una botella del mejor vino cuesta unos $100.00, la primer señal de Jesús representó aproximadamente $1,200.00. Si dio ese regalo en una boda, seguramente puede darte la casa que estás pidiendo.

Tú no puedes decirle a alguien que deje de pedir algo a Dios porque es posible que se lo conceda. Pueden criticarme por estar construyendo un templo grande, pero la verdad es que ya no me cabe la gente en el actual templo y debo buscar soluciones.

Algunos pasos hacia la excelencia:
1.- La excelencia tiene su tiempo y se mide de acuerdo al nivel donde te encuentras.
2.- Si quieres moverte a un nivel con excelencia, trabaja con expertos. Si vas a decorar, contrata alguien que sepa hacerlo y te asesora, según tus posibilidades. En la Iglesia, cada quien debe hacer aquello para lo que es experto porque todo debe estar bien hecho.
3.- Romper paradigmas. Jesús puso el vino en tinajas de agua para la purificación.
Tienes que cambiar, si eres una persona que no comete pecados, pero andas todo el día con mal carácter, ¡pareciera que te mueres de las ganas de pecar!  Debes ser feliz, buscando conocimiento, confiando en pedir a Dios lo que anhelas y trabajando con excelencia.

Participa