Los 21 regalos maravillosos de Dios

Él tiene preparados dones especialmente para ti que desea darte.

Los 21 regalos maravillosos de Dios

Si anhelas dones, regalos de Dios, quiero que sepas que Él es un Padre bello, amoroso, que quiere lo mejor para cada uno de nosotros, que cumple con su palabra que dice toda buena dádiva y todo don perfecto, viene de lo alto, del Padre de las luces en el cual no hay mudanza ni sombra de variación.  (Santiago 1:17)

Lo importante es que primero recibas al Señor como tu Salvador y luego creas, creas que Él es un Dios poderoso y soberano, creas a su Palabra, no creas a lo que el hombre diga o haga, creas a la Palabra de Dios.  

Él nos ha prometido que nos bautizaría con Espíritu Santo y fuego y DEBES CREERLO.  Al leer este documento pídele a Dios que aumente tu fe, que al igual que yo lo hice, puedas creer y entregarte al Señor en Espíritu, Alma y Cuerpo y verás la recompensa que Él tiene para tu vida.

Esa recompensa es: almas ganadas para Cristo y vidas restauradas para que puedan vivir un evangelio victorioso.  Adelante yo le digo cree y recibe lo que nuestro buen Dios tiene para ti.

Al leer los 21 Regalos Maravillosos de Dios, le pido al Señor que puedas entrar al campo maravilloso de lo sobrenatural.

Nuestro Dios hizo al hombre con tres partes que rigen su vida, que la hacen funcionar y vivir en el mundo espiritual y material.
En 1ª. Tesalonicenses 5:23 dice: “Y el mismo Dios de Paz, os santifique por completo y todo vuestro ser, ESPIRITU, ALMA Y CUERPO sean guardados irreprensibles para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Dios nos hizo con estas tres partes y Él quiere que esas partes sean guardadas irreprensibles para la venida del Señor Jesús.  Sabemos que Jesús viene pronto, que su venida está muy cerca y que necesitamos santificarnos y consagrarnos para que nos podamos ir con Él en las nubes cuando venga por su Iglesia amada.

Es por eso necesario que el hombre y principalmente el cristiano, el Hijo de Dios, sepa en qué consisten cada una de estas partes, cómo funcionan, cómo se manejan y entonces poder caminar como un hombre victorioso, que funciona dirigido por el Espíritu Santo de Dios y hace todas las cosas guiado como un cristiano espiritual y no almático.

Participa: