La santidad en la familia

No le entregues tu fe a costumbres o creencias paganas. Nada ni nadie debe alejarte del Señor que te protege.

La santidad en la familia

Hay costumbres que nos alejan del Señor porque no son cristianas. Por ejemplo, Halloween es una fiesta pagana de origen celta. El entendimiento nos hace libres porque cuando comprendes que algo no es correcto, aunque sea tradición, puedes decidir erradicarlo de tu vida.Saca la semilla que han sembrado en ti y libérate de lo malo.  Pronunciémonos contra  las tradiciones nocivas, declaremos que podemos acabar con las maldiciones en nuestro país.

El maligno utiliza diversas estrategias para apoderarse de tu voluntad. Creer que alguna fiesta tradicional es inofensiva, puede ser una de sus artimañas porque es fácil atacarte cuando piensas que no hay peligro.  El diablo tiene poder aunque no tanto como nuestro Dios.  Cuando somos pequeños recibimos ministración en el miedo sin darnos cuenta que es negativo. Los primos, hermanos y hasta la abuelita nos siembran ideas, temores y costumbres.   Nuestro conocimiento en el Señor nos abre los ojos y el entendimiento  para convencernos de que Jesús  venció potestades y principados en la cruz del Calvario, nos hizo hijos Suyos y nos da poder para luchar contra el maligno.

Al sentir temor le das poder a ese ser o hecho sobrenatural. La fe es poder y debes otorgársela únicamente a Dios que todo lo puede. El Diablo quiere que le des tu fe, que tengas miedo  porque de esa forma le das el poder para vencerte. En cada aspecto de tu vida hay creencias que compiten con la fe en Dios.

Las finanzas, el área espiritual y el amor están rodeados de supersticiones. He visto cosas increíbles, desde ajos en las puertas, gatos que proveen dinero y santos de cabeza para conseguir pareja. ¡No es posible que creamos en cuentos!  Los cristianos sabemos que dar y sembrar es la única forma de cosechar y prosperar en las finanzas, pero cuando escasea la fe en los principios de Dios, empezamos a darle crédito a tonterías.

Hay una pelea por tu fe en el mundo espiritual porque ésta es más preciosa que el oro y los seres sobrenaturales quieren tenerla a cualquier costo. Tu fe es poderosa y puede servir para alcanzar lo bueno o lo malo, todo depende de ti.

Cuando el rey Saúl corría peligro, tenía miedo porque los filisteos habían invadido su reino.  Dios no le respondía y acudió a una adivina. El espíritu de Samuel se hizo presente y le dijo que Dios estaba enojado y que al día siguiente lo vería cara a cara porque él y sus hijos morirían (1 Samuel 28:3-7).  ¡Vaya resultado!  En su lugar, yo hubiera insistido en buscar al Señor para evitar que se molestara conmigo, pero Saúl se dejó dominar por el miedo que es fe negativa.

 

Confianza en Dios

Para recibir salvación y bendición, no necesitamos nada más que la convicción de que somos hijos del Rey y tenemos la preciosa sangre de Jesús como escudo.Dios ha enviado ángeles a cuidarte. Ten confianza en Él, no temas porque el miedo envía mensajes de desconfianza al cielo y eso sí es peligroso.

Cualquiera puede pensar en hacerte brujería, pero tu fe en Dios te hará rechazar todo mal. El Señor te guarda y el maligno no puede tocarte si tú no le das crédito (1 Juan 5:14-18).  Olvida los miedos que abren la puerta a lo negativo.  Sólo Dios es nuestro sanador y libertador. (Jeremías 33:6)

Cuando parece que la promesa se aleja, no veas los sustitutos que te dice: “te bendeciré” porque es mentira.  Dile “no” a lo que desea sustituir al Señor y cree en los principios que Dios te dio.  Envía un mensaje de confianza al cielo, no te desesperes, no busques otros recursos para prosperar, tener amor y salud.  Cree  a pesar de no ver las respuestas porque  Dios no se burla de Sus hijos así como tú, siendo humano, no abandonarías a los tuyos.

Dile al Señor que no lo sustituirás por nada ni nadie porque Él es tu fortaleza, como David declara en 2 Samuel 22:2-3. Afirma tu fe en Sus principios que te mandan dar para prosperar, creer en Su sacrificio para ser limpio de pecado y recibir Su aceite para tener salud y libertad.Rompe con el yugo de la maldición y entrégale tu corazón para tu familia reciba Su protección en todo lugar.

Participa: